Devocional Diario

DEL 27 AL 31 DE MARZO 2017

DEVOCIONAL - LIBRO DE LOS SALMOS
DEVOCIONAL - LIBRO DE LOS SALMOS - 3
BENDICE, ALMA MÍA, A JEHOVÁ

Silencio, quietud y centrado en Dios (2 minutos)

 

Lectura bíblica

Salmos 103

«Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre» (Salmos 103.1).

 

Devocional

David, el dulce cantor de Israel, es el autor de este salmo. Aquí lo encontramos animándose a sí mismo para alabar y bendecir a Dios. Este distinguido siervo del Altísimo, poeta y compositor de muchos cánticos, exhorta a su alma a la adoración consciente. Seguramente, porque se puede hacer una alabanza formal y superficial, enmascarada en ceremonias y ritos muy bien estructurados pero carentes de vitalidad espiritual.

 

Cuando dice: "Bendice, alma mía, a Jehová", está buscando una relación íntima y profunda con Dios. Está deseando un encuentro con Él desde su ser interior. Citando las palabras de un siervo de Dios: "anhelando un encuentro de su verdadero yo con el verdadero Dios". David es un hombre que ha aprendido a adorarle y deleitarse en Él desde su propia alma, no sólo de labios para afuera.

 

Por otro lado, el rey David no sólo quiere una adoración en la que esté involucrada su alma, esto es su mente y sentimientos, sino todo su ser. Al decir "bendiga todo mi ser su tanto nombre" se está refiriendo a todo lo que él es: cuerpo, alma y espíritu. Nada debe quedar fuera en este encuentro con el Altísimo. Precisamente así es la verdadera adoración, en espíritu y en verdad (Jn 4:23), según la enseñanza de nuestro Señor Jesucristo. Un riesgo cuando se alaba y adora a Dios es reducir todo a sentimientos y emociones temporales, sin que importe en donde están realmente las intenciones del corazón. Este salmo nos enseña a adorar con todo el ser.

 

En esta oportunidad la adoración del salmista está motivada por los beneficios de Dios, de los cuales David no sólo quiere ser consciente sino agradecido. No es que las cosas le hayan caído del cielo a este esforzado hombre, él sabe que el Dador de todas las buenas cosas que ha alcanzado en su vida es Dios, a Él se las debe.

 

Pregunta de reflexión

¿Sueles bendecir a Dios con todo tu ser?

 

Oración

 

Concluya con silencio (2 minutos)