Devocional Diario

DEL 20 AL 24 DE FEBRERO 2017

DEVOCIONAL - LIBRO DE LOS SALMOS
DEVOCIONAL - LIBRO DE LOS SALMOS - 1
DIOS Y LA OBRA DE NUESTRAS MANOS

Silencio, quietud y centrado en Dios (2 minutos)

 

Lectura bíblica

Salmos 90

«Sea la luz de Jehová nuestro Dios sobre nosotros, y la obra de nuestras manos confirma sobre nosotros; sí, la obra de nuestras manos confirma» (Salmos 90:17).

 

Devocional

EI salmista termina su poema suplicando a Dios un cambio en la dura experiencia de su pueblo. No solamente pide por él, sino por todos aquellos que están bajo su responsabilidad pero que están sufriendo a causa de la necedad con que se han conducido. La dureza de sus corazones y la rebelde persistencia en sus propios pareceres y voluntad los ha llevado a sufrir las consecuencias, comprobando que no son autosuficientes y mucho menos eternos, sino hombres mortales y de existencia fugaz.

 

El anhelo de Moisés es que su pueblo cante de alegría, por eso le pide a Dios "Alégranos"(v.15). No quiere ver aflicción ni mal sobre su terca y sufrida gente, sino que la gloria de Dios brille en el diario quehacer de Israel. No quiere que esta multitud de gente se pierda en la nada, tal como ocurrió con muchos de ellos, que perdieron sus vidas en el camino, por incrédulos y rebeldes, sin poder entrar ni disfrutar de la tierra prometida, la tierra de abundante bendición.

 

La súplica insistente del salmista es: "La obra de nuestras manos confirma sobre nosotros; sí, la obra de nuestras manos confirma". Lamentablemente, podemos pasar por esta vida sin dejar ninguna huella que señale nuestro paso por esta tierra sin haber vivido vidas con propósito. Alguien ha dicho que en la lápida de muchos se debe escribir: "Nació, vivió y murió y nunca supo para que existió". ¡Trágico! Moisés, que ha visto miles de casos así, no quiere que esto se repita entre los suyos; por eso suplica a Dios que confirme la obra de sus manos, esto es, que bendiga lo que hacen. No quiere obras intrascendentes que se pierdan en el tiempo, sino obras que cuenten con el favor y bendición del Altísimo y, por tanto, trascienda de la tierra al cielo y del tiempo a la eternidad.

 

Pregunta de reflexión

¿Estás orando que Dios confirme la obra de sus manos?

 

Oración

 

Concluya con silencio (2 minutos)